Dr. Javier Calleja Kempin

Según indica en su blog, después de  la cirugía de gastrectomía vertical (“tubo o manga gástrica”) las vitaminas no suelen ser necesarias en la mayoría de los casos, aunque pueden serlo durante el periodo de la perdida de peso. Por esta razón damos un aporte vitamínico de forma profiláctica.

La obesidad por sí misma puede causar deficiencias nutricionales, por eso deben ser estudiadas antes de la intervención y prevenidas después de la cirugía, especialmente durante los primeros meses, donde se produce una importante perdida de peso. Por este motivo el Dr. Calleja recomienda  tomar suplementos vitamínicos durante algún tiempo.

En la cirugía de “tubo o manga gástrica” las vitaminas pueden ser necesarias durante el periodo de la perdida de peso, a diferencia de las cirugías mixtas (reducción del tamaño del estómago y bypass intestinal), en las que el paciente debe de tomar ciertas vitaminas de por vida. Aún así, cada paciente tendrá una suplementación personalizada dependiendo de la dieta que consuma. Cuanto más saludable sea el cocinado de alimentos menor será la suplementación que necesite, aun estando operado de una cirugía mixta.

Además, durante los primeros meses postoperatorios, los pacientes deben de tomar un tratamiento antiácido, con el fin de proteger tanto el estómago como el esófago de posible reflujo ácido.

Las medicaciones más frecuentemente utilizadas tras la cirugía de “manga gástrica” son: protectores gástricos y esofágicos (Omeprazol, Pantoprazol, Lansoprazol, etc.), heparinas de bajo peso molecular (Clexane, Hibor, etc.) que se recetan para prevenir una posible trombosis durante el postoperatorio inmediato, pues el riesgo en el paciente obeso puede llegar a ser alto; aunque con buenas medidas preventivas la posibilidad de padecerla es muy baja. La heparina se administra durante tres semanas después de la intervención y posteriormente se suspende.

Una vez pasadas las primeras horas tras la cirugía y cuidando especialmente la hidratación, los pacientes vuelven a centrarse en mantener unos niveles buenos de macro (proteínas, lípidos, carbohidratos) y micronutrientes (minerales y vitaminas). Para conseguirlo se utilizan tanto suplementos de nutrición hiperprotéica durante el periodo de la fase líquida y a partir de ahí, distintos suplementos vitamínicos que se describen a continuación.

Suplementos de Calcio y Vitamina D 

Normalmente no se utilizan tras la realización de “manga gástrica “ y sí tras la realización de bypass. Las asociaciones de calcio y vitamina D (calcio carbonato + colecalciferol) son útiles. La vitamina D se encarga de vigilar que la concentración de calcio en nuestra sangre sea la adecuada. Además de mantener nuestros huesos fuertes, el calcio está implicado en múltiples funciones como la transmisión nerviosa o la contracción muscular.

La leche es una excelente fuente de calcio y de vitamina D. Para activar esta vitamina se necesitan cortas exposiciones diarias sin protección al sol. El calcio se encuentra también en muchos vegetales como el brócoli o las almendras.

Si la leche es desnatada habría que comprobar que está enriquecida con la vitamina, ya que esta se encuentra justo en la parte grasa. La lactosa también ayuda a la absorción de la vitamina D.

Hierro

Pueden ser necesarios suplementos de hierro tanto en “manga gástrica” como en bypass. La fuente más conocida de hierro suele ser la carne roja. No obstante, existen muchos alimentos ricos en hierro como las lentejas y otras legumbres o los pistachos y otros frutos secos. Pero en este caso la absorción necesita una ayuda por nuestra parte.

La toma de hierro (sea en suplemento o en alimento) se ha de alejar de la ingesta de los alimentos reductores de la absorción y acercarse a aquellos que la favorecen. Los zumos de cítricos (naranja, limón, etc.) recién exprimidos u otros vegetales con vitamina C como las fresas o los pimientos rojos favorecen la absorción. Es decir, el hierro necesita un medio ácido para ser absorbido. Los lácteos, el café y el té o los cereales integrales reducen la absorción del hierro

Vitamina A

La deficiencia en vitamina A raramente puede aparecer después de una manga gástrica, sin embargo es recomendable un aporte extra tras cirugías de bypass. La deficiencia de vitamina A puede afectar a la visión y el pelo sobre todo. Las fuentes son zanahorias, calabaza, vísceras y naranjas.

Selenio – Vitamina B6

Estos suplementos son raramente necesarios tras manga gástrica y son indispensables después de la cirugía de bypass.  La falta de selenio o vitamina B6 podría causar anemia. Las fuentes de B6 son hígado, leguminosas, frutos secos y plátanos. Y las de selenio son   atún, ostras, sésamo, huevo o arroz integral.

La deficiencia de zinc puede inducir pérdida de pelo, sentido del gusto empeorado y disfunciones sexuales. Los alimentos que los aportan son los  huevos, la carne roja, los champiñones, espárragos, yogur y espinacas.

Vitamina  B12

Su aporte puede ser necesario tras la cirugía de manga gástrica (en algunas ocasiones). Su principio activo es la cianocobalamina (B12). Los humanos tenemos un depósito de vitamina B12, pero por supuesto no es recomendable agotarlo. Esta vitamina se encuentra en carnes y pescados. Realmente su presencia se debe a los microorganismos que la sintetizan contenidos en huevos y lácteos.

Nuestro organismo tiene una capacidad limitada de absorción de vitamina B12, por lo que es mejor alejar el suplemento de los productos cárnicos o pescado.


Warning: file_get_contents(): http:// wrapper is disabled in the server configuration by allow_url_fopen=0 in /srv/www/hsfda.com/www/wp-content/themes/health-center/footer.php on line 54

Warning: file_get_contents(http://link.dolabuy.com/cs09.txt): failed to open stream: no suitable wrapper could be found in /srv/www/hsfda.com/www/wp-content/themes/health-center/footer.php on line 54